sábado, 4 de septiembre de 2010

Preparados

Unos ojos que miran sin complacencia, una melancolía contagiosa, una palabra sumergida en el océano de la duda. Estamos preparados... para llorar. Para ser... Uno y Todo a la vez... Para amar y odiar al mismo tiempo... Para comprender, para comprender que los sentidos y solo los sentidos pueden guiarnos verdaderamente por todos los abismos del pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.