domingo, 19 de septiembre de 2010

Anoche

Anoche todas las nubes lloraron a un tiempo y el viento sacudió las voces más íntimas. Hoy me encontré con un cielo tan vacío, tan inmensamente vacío que creí que lo llenaba al mirarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.