viernes, 17 de septiembre de 2010

Libertades

Quien te regala o te promete algo, muchas veces acaba cobrándote un peaje demasiado caro a cambio. Es triste, pero es así. Casi siempre es así. Hay que conquistar la libertad de pensamiento y de cuerpo. No es posible ceder, ni siquiera en época de crisis. Siempre estaremos en crisis, pero... es posible renacer de las cenizas... Aunque estés más hundido, más perdido, casi acabado, no importa. La vida se compone de astillas que hay que arrancarse, aunque duelan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.