sábado, 4 de septiembre de 2010

El ahora

El ahora guarda consigo celosamente la intensidad de todos los tiempos posibles: los buenos, los malos, los presentes, los pasados, los futuros... Soy víctima de esa conciencia y no puedo evitarlo, ni quiero. Esa es la condición humana, exactamente eso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.