sábado, 4 de septiembre de 2010

Cambio

La libertad respira a través de las diversas intensidades de fuerza con la vida, de las miradas inquietantes al pasado, al presente y al futuro y del grado de insistencia que empleas en golpear a la razón. La incógnita de la ecuación se encuentra en tu voluntad... La crisis de la ecuación se halla en tu necesidad de controlarlo todo. Si provocas el cambio, alguien encenderá una vela por ti, en alguna parte del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.