viernes, 9 de marzo de 2012

Vivir en una isla

Es lo que sucede cuando vives en una isla... Todo es de alguna manera diferente, aunque parezca igual... Vivir en una isla es derrotarte ante la belleza, y convertirte en parte de ella... Y naufragar permanentemente en la vida y observarla, observarla desde ti, no desde los otros... Creo que hay que ser valiente para permanecer aquí, después de todo... El peso de lo otro, del exterior, es considerable, pero el peso de una isla es como tu propio peso, es como tu propio decir, respirar, olvidar, sobrevivir, como reencontrar una porción de lo eterno... Es un espacio a la altura del ser humano, donde reside su amor o su odio por todo, su angustia, su serenidad, su principio y su fin, el valor de la amistad o el triunfo de la pasión sobre el eco de lo que viene y se va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.