miércoles, 7 de marzo de 2012

Hoy

Sí, hoy es uno de esos días en los que siento que llego tarde a todo o demasiado pronto. A destiempo, y no entiendo nada, porque todo va a otro ritmo, otra velocidad, con otros sonidos, con otros silencios, y uno siempre se equivoca así, y todo es muy difícil, y todo se entristece y uno se pregunta para qué diablos sirve ser un ser humano, si no entiendo a los otros, y ni ellos me entienden a mí. Y es que no reconozco al ser humano sin sensibilidad... sin empatía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.