lunes, 5 de marzo de 2012

Amanece

Amanece otra vez. Otro lunes observando con asombro el mundo, y sí, tengo que estar en él. Y sé que es un desierto repleto de selvas. Un desierto. Yo lo sé. Me gusta este desierto, me he acostumbrado a él. Y estoy en un espacio libre para pensar, para ser yo mismo, protegido por la soledad de los cuatro vientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.