martes, 6 de diciembre de 2011

Tarde

Tarde de entradas y salidas. Tarde fría, pero por dentro escucho las chispas, la madera quebrándose y el calor es inmenso. A veces, el sol y la luna se aman con ternura en mis entrañas. Por eso continúo siendo una sombra con látigos en lugar de brazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.