domingo, 11 de diciembre de 2011

Pintar

Pintar, pintar, pintar. Y no decir... o muy poco. Tan poco como no decir nada. Me sobran las palabras, me faltan las palabras de amor. El dolor, el silencio, la soledad, la concentración en la emoción de la tinta, en el recuerdo, me salvan la vida. Y no me importa nada. Ya no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.