viernes, 25 de noviembre de 2011

Una voz

Una voz sutil y decadente. Una voz sensible que responda a la lluvia del amanecer. Una voz antigua que me rompa por dentro. Una voz irregular que me mire desde la sombra, que devore la inmensidad que hay en todas las cosas y florezca en los espacios sensibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.