lunes, 28 de noviembre de 2011

Cada palabra

Cada palabra, sonido, gesto, línea es un laberinto por descubrir... Y siempre es distinto... porque emana de nosotros, de todo... y todo siempre está cambiando... Detener esto es detener el curso de la vida. Y detenerse es morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.