miércoles, 23 de noviembre de 2011

Porque

Porque hay que sobrevivir, aunque no sé para qué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.