jueves, 15 de noviembre de 2012

Yo escupo mis entrañas...

Yo escupo mis entrañas como fogonazos y dibujo dos serpientes alrededor de mi cuello que me acarician y me acarician, no desean acabar conmigo de momento. Jugamos. Sí. Jugamos a los deseos. Pensamos en las utopías. Desnudamos las utopías. Me dejan que llore, pero muy despacio, tan despacio, que es realmente inapreciable. Y me dejan pensar y pensar, pensar en ser feliz, pero con la distancia de los acantilados. Me dejan, sí, que me siente en el desfiladero y que piense, que piense...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.