jueves, 15 de noviembre de 2012

Supe

Supe que era tarde, pero no cuánto, no cuánto... Los pájaros sobrevuelan mis sienes, mis ojos, mi frente, mis labios... Y soy un círculo maldecido por la gracia, por una estupidez... Levanta, sí, levanta los brazos... Levanto los brazos... Me acojo a mi derecho a ser libre... Me acojo a mi derecho a ser...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.