jueves, 20 de septiembre de 2012

Y es que...

Y es que sigo creyendo en los caballos que galopan salvajemente sobre las nubes. 
Y en las lunas que tocan a mi puerta a medianoche. 
Y en las palabras que se lleva el viento y que se plantan en los astros y te dicen: vamos a soñar un poco más, solo un poco más esta noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.