lunes, 23 de julio de 2012

Una parte

La vida va pasando, sí, va pasando. No es tiempo perdido, pero es fácil sospechar lo contrario. Y una parte de mí se encuentra en ti o en ti o en ti... y viceversa. Y yo no sé cuándo terminará todo esto, pero estamos juntos para olvidar lo pasajero y encontrarnos en un sin fin de rumbos que se mueven al compás de lo eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.