viernes, 27 de julio de 2012

Picaresca...

La picaresca, la maldita luz, la victoria de los días... interrogarme por los detalles y por qué somos capaces de sentirnos parte de algo que nos importe de verdad o fuera de ello o al margen o en sus espacios intermedios... o por qué el ser humano necesita tanto engañar u odiarse a sí mismo o amarse sobre todas las cosas... para adquirir el más intenso soplo de tristeza que pueda soportar... y disfrutar con ello y sobrevivir a ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.