martes, 12 de junio de 2012

Mi nuevo libro de poemas: "Los cuerpos remotos"





Por cierto, en estos días, ediciones Idea me ha publicado mi último libro de poemas. Se titula Los cuerpos remotos. En realidad, son cuatro libros en uno (188 páginas): Bestiario, Retórica, El jardín barroco y Los cuerpos remotos. El último da título al conjunto... Aquí un poema...


Todos guardamos celosamente el sentido trágico de la vida,
pero es nuestro secreto.
Así que nadie debe enterarse.
Si sospechan de ti estás perdido.
Te abandonarán primero tus amigos, y, luego, tu familia.
Todos lo entenderán, pero nadie se atreverá a admitirlo.
Y, claro, te tocará la responsabilidad de estar visible,
de ser la diana de sus deseos.
Debes protegerte.
Debes cuidar tus emociones.
Debes vigilar a quien le muestras tus sentimientos.
Todos conocemos la melancolía, pero está prohibido practicarla.
Es un deporte de riesgo.
No debes dejar que lo noten.
Ellos y ellas, los perfectos,
los que te leen,
los que saben dónde tienen que estar.
Tan sólo desean desprenderse de estos ecos molestos del pasado,
de otras vidas no vividas.
Así que procura callar si no quieres que te descubran.
Si lo hacen, te cerrarán todas las puertas.
Sentirás que huyen de ti, pero ellos te verán desde las sombras
y tendrán miedo de la emoción de tus palabras.
En los momentos nocturnos vivirán una experiencia sórdida con ellas.
Encontrarán un placer oculto en estas emociones que tampoco se atreverán a confesar.
Sí. Lo saben.
Todos han conocido el sentido trágico de la vida en algún lugar recóndito de sus almas.
Llegarán a pensarlo, aunque no lo admitan.
En los instantes más íntimos temblarán de angustia,
pero también sonreirán al ver la gigantesca imagen de su propio cinismo.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, querido Joseph. De los cuatro libros, el de "Retórica", que tu conoces muy bien, está dedicado a ti y a nuestro amigo común Mario Domínguez Parra. Te lo enviaré pronto. Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.