miércoles, 4 de agosto de 2010

Precio

Vivir tiene un precio. Y ese precio se nos dice cuando lo hemos perdido todo. O casi. Tal vez si nos hubieran avisado antes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.