domingo, 13 de mayo de 2012

La revolución sentimental

Y los que fingen ser escépticos dirán que no fue suficiente... Los partidarios de no cambiar nada dirán que los que están en la calle son los únicos que defienden esta revolución sentimental... Pero, en realidad, no es así. Saben, aunque no lo confiesen, que cada ser humano del mundo que ha visto esto, ha vuelto a pensar en todo ello, ha vuelto a pensar que el mundo debe cambiar y que las políticas que han existido hasta ahora no son las vías adecuadas para resolver los problemas... No sé cómo se llamarán en el futuro, pero lo estamos inventando entre todos... Estamos, en realidad, cambiando entre todos... Aunque algunos aún no lo admitan... Lo sentimos entre todos... Y eso es una gran razón para mí... La suma de pequeños sentimientos, lo que más nos pueda unir, conforman una gran emoción que puede cambiar el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.