lunes, 31 de octubre de 2011

Hoy

Hoy ha sido un día de lágrimas. De lágrimas que flotan en el agua como manchas de aceite, que luchan por disolverse en el mar, que aprenden en su resistencia a conservar el lenguaje primitivo del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.